Los 5 mitos más populares sobre el ejercicio físico y el deporte

Que a ti no te engañen

Los cohetes de la Feria de Zafra no solo simbolizan la clausura de la misma, sino también el final del verano para muchos de nuestros/as vecinos/as. Dando comienzo a las rutinas mundanales, trabajo, llevar a los niños al colegio y sus actividades extraescolares, etc. Y como no podía ser menos, comenzar o retomar el gimnasio está entre ellas. Si eres principiante es importante que conozcas las falsas creencias más extendidas en los centros fitness. A  continuación te resumo el top 5 del ranking de los mitos más populares sobre el ejercicio físico:

7

1. HACER EJERCICIOS ESPECÍFICOS DE LA ZONA ABDOMINAL REDUCE SU PERíMETRO

Este es uno de los más extendidos. Trabajar grupos musculares de forma “aislada” producen muy poca demanda energética en el organismo y su activación no provoca que éstos utilicen los depósitos de grasa cercanos. Los ejercicios localizados no eliminan la grasa localizada, es necesario un trabajo más global, que implique ejercicios complejos que muevan grupos musculares grandes, ya que éstos producen mayor gasto energético.

7

2. SOLO CUANDO SE SUDA EL ORGANISMO ESTA “QUEMANDO” GRASA

El sudor es el mecanismo de refrigeración o termoregulador del cuerpo. Cuando la temperatura intra-muscular aumenta por encima de los 37º comienza el proceso de sudoración. Esta elevación de la temperatura viene acompañada de un aumento de la frecuencia cardíaca, y ésta puede deberse a la actividad física, el ejercicio, a una situación estresante o a un proceso febril. Y a pesar de que, a través del sudor, se elimina colesterol y grasa, no es menos cierto que las cantidades son insignificantes, independistamente de que la persona sude más o menos.

7

3. BEBER AGUA CON AZUCAR REDUCE O ELIMINA LAS AGUJETAS

Las famosas DOMS (Delayed Onset Muscle Soreness) o dolor muscular de inicio retardado, suelen aparecer tras un esfuerzo (8-10 horas) que ha superado nuestra capacidad de trabajo. Son micro-roturas musculares y sus síntomas van desde dolor punzante, sensación de rigidez y fatiga hasta la pérdida de fuerza. El azúcar no alivia ni repara estas lesiones; solo los contrastes de agua fría-caliente, el masaje y la realización de entrenamientos más suaves puede mejorar sus síntomas.

¡Gimnasio Volumen X les desea una feliz feria!

7

4. EL ENTRENAMIENTO DE FUERZA PERJUDICA EL DESARROLLO EN EL NIÑO

Cuántas veces hemos oído la siguiente afirmación: «no entrenes con pesas que te vas a quedar bajito, espera a desarrollarte para empezar con la musculación» . Y… ¿de dónde procede esta creencia?, pues tiene origen en un estudio realizado en los años 70, donde unos investigadores japoneses se dedicaron a analizar y estudiar a los niños que trabajaban en las fábricas. Estos niños se dedicaban a mover cargas pesadas durante muchas horas a lo largo del día. A pesar de ser tan activos, curiosamente estos niños no tenían fuerza, eran débiles y bajitos. El problema es que estos niños estaban generalmente desnutridos y sus dietas tenían un aporte proteico casi inexistente; todos sabemos que, durante siglos, la base de su alimentación ha sido el arroz. En conclusión, podemos afirmar que éste estudio es de muy baja calidad, ya que no controla bien las variables que pueden afectar al mismo y por tanto carece de un grado de evidencia alto.
Los últimos estudios científicos realizados sobre esta población han demostrado que el entrenamiento de fuerza sistemático debidamente planificado, programado y supervisado, es una herramienta fundamental para estimular adaptaciones positivas en el organismo de niños y jóvenes de ambos sexos (American Academy Pediatrics 2001, Faigenbaum, et al. 1996a, Faigenbaum, et al. 1996b).

7

5. LA GRASA SE CONVIERTE EN MUSCULO

Si eso fuera cierto, el agua también se podría convertir en vino, como afirman los escritos bíblicos. Al igual que el vino es, en esencia una sustancia diferente al agua(a pesar de que sea uno de sus componentes), el músculo y la grasa son tejidos diferentes. El primero es un tejido endocrino y su función es la de generar movimiento y de soporte vital (miocardio). En él se degradan los sustratos energéticos, entre ellos la grasa, para generar energía; mientras que el segundo es un tejido en el cual sus células (adipocito) tiene la única y exclusiva función de almacenaje.

Si te surgen dudas sobre cualquier tema que tenga que ver con la anatomía, fisiología, biomecánica, bioenergía… Lo más inteligente es que acudas al monitor-técnico responsable de la sala de musculación o a tu Entrenador Personal para que te las resuelva. Vicente Ortiz

CEO, Director y Entrendor Personal, VOLUMEN X Fitness Center

Sigue nuestras Redes Sociales

Cerca de ti

¡Solicita tu prueba gratuita!